+ Reservas

Reservas y Consultas Generales (855) 878-1968
1200 Anastasia Avenue
Coral Gables, FL 33134
Cómo Llegar

Seleccione Idioma: English Spanish Portuguese
Reservas: Instrucciones
Usted está aquí »InicioNuestro Resort → Historia

La Historia de El Biltmore

  • La Historia de El Biltmore
  • La Historia de El Biltmore
  • La Historia de El Biltmore
  • La Historia de El Biltmore

Imagínese un lugar de ensueño lleno de exquisitos frescos pintados a mano en los techos abovedados, pisos brillantes de travertino, finas columnas de mármol, intrincados accesorios de vidrio con cristal de plomo incrustado, muebles de caoba tallada y jardines espléndidos. Luego imagine todo esto bajo la sombra de la torre Árabe Giralda. ¿Se trata de un castillo español o un gran palacio veneciano?

Aunque El Biltmore de Coral Gables, Florida pueda asemejarse a la arquitectura mediterránea clásica, no es ni un palacio italiano ni un castillo ibérico. En cambio, es la pieza central de la visión de George Merrick de Coral Gables como un elegante suburbio señorial, al que llamó “La Ciudad Bella”.

Combinando su profundo afecto por el exuberante paisaje del sur de la Florida con el gran respeto por influencias de la arquitectura italiana, árabe y española, Merrick hizo verdad su sueño en la construcción de su obra maestra. Este es el Hotel Biltmore.


La construcción de un sueño: 1924 a 1925

En 1924, el joven promotor inmobiliario Merrick se unió a John McEntee Bowman, magnate del Hotel Biltmore, en el apogeo del boom inmobiliario de la Florida para construir “un gran hotel... que no sólo serviría como una hostería a las multitudes que abarrotaban Coral Gables, sino también serviría como centro de deportes y la moda”. Bowman contrató al renombrado arquitecto Leonard Schultze y a S. Fullerton Weaver, un contratista y promotor. El equipo ya había diseñado el Atlanta y Los Angeles Biltmores, Grand Central Terminal de Nueva York, el Hotel Nautilus de Miami Beach (más tarde la primera sede del Mt. Sinai Medical Center) y la famosa Torre Miami Daily News (ahora conocida como la Torre de la Libertad).

El 25 de noviembre de 1924, 200 de los líderes cívicos y de negocios de Miami, así como la prensa, se reunieron en una cena para celebrar la nueva asociación. Bowman anunció que el proyecto de 10 millones de dólares incluiría un hotel de 400 habitaciones, un club campestre, un edificio de servicios, un campo de golf de campeonato, canchas de polo, canchas de tenis y una enorme piscina de 150 x 225 pies. El campo de golf de 18 hoyos, diseñado por el principal arquitecto de campos de golf Donald Ross, fue el primero en abrir, debutando en enero de 1925. Por último, el 14 de enero de 1926, El hotel Biltmore debutó con una magnífica ceremonia inaugural que prometió ser el acontecimiento social del año.

Los líderes de la alta sociedad del Noreste bajaron en trenes marcados "Miami Biltmore Specials." Mientras la champaña fluía y los huéspedes bailaban fox-trot al son de tres orquestas, una dirigida por el famoso director de orquestas Paul Whiteman, la Torre Giralda del Biltmore fue encendida por primera vez y podía verse a millas a la redonda. Una inmensa multitud de 1.500 personas asistieron a la cena-baile de apertura y allí empezó una era histórica en la historia del sur de la Florida.

John McEntee Bowman y George Merrick
Bobby Jones y el Sr. y la Sra. Burdine
Babe Ruth y Al Smith
Tercer Torneo Anual Biltmore

Icono de la Era del Jazz: 1926 a 1942

El Biltmore fue uno de los centros turísticos más de moda en todo el país en su época de esplendor, alojando tanto a la realeza europea como las personalidades de Hollywood. El duque y la duquesa de Windsor, Ginger Rogers, Judy Garland y Bing Crosby eran huéspedes frecuentes. De hecho, todas las personas importantes, desde políticos como el presidente Franklin D. Roosevelt hasta notorios mafiosos como Al Capone, se alojaron en el Biltmore, en donde disfrutaron de los desfiles de moda, bailes de gala, espectáculos acuáticos en la gran piscina de 23.000 pies cuadrados, bodas elaboradas y torneos de golf de clase mundial.

Con la Era del Jazz en pleno apogeo, las Big Bands del Biltmore entretenían a los adinerados visitantes en este resort de la Riviera Americana. Con el desafío de las pausas económicas en Estados Unidos a finales de 1920 y principios de 1930, El Biltmore prosperó organizando galas acuáticas que atrajeron multitudes y mantuvieron el hotel en el centro de atención. Con el desafío de las pausas económicas en Estados Unidos a finales de 1920 y principios de 1930, El Biltmore prosperó organizando galas acuáticas que atrajeron multitudes y mantuvieron el hotel en el centro de atención.

Hasta 3.000 espectadores acudían los domingos para ver a los nadadores sincronizados, las bellezas tomando el sol, luchadores de cocodrilos y el niño prodigio de cuatro años de edad Jackie Ott, cuyo acto incluía saltar hacia la inmensa piscina desde una gran plataforma de 85 pies de altura. Antes de los días en que se balanceaba en los árboles en Hollywood, Johnny Weissmuller fue un instructor de natación en el Biltmore y luego rompió récords mundiales en la piscina del Biltmore. Los espectáculos acuáticos eran muy populares con las familias, quienes luego se vestían de gala para asistir a los bailes de té de moda en la gran terraza del Biltmore.

Una modelo en uno de los desfiles de moda en el Biltmore muestra en la escalinata del edificio del club campestre.
El equipo de salto las “Fairbanks Sisters” voló desde la famosa plataforma de saltos del Biltmore.
El Biltmore fue sede de muchos eventos locales.
Dos mujeres disfrutan de una tarde en el campo de golf Biltmore.

Los Años de Guerra: 1942 a 1968

Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, el Departamento de Guerra convertió El Biltmore en un enorme hospital, apodado como el Army Air Forces Regional Hospital.

Adaptando el edificio a su nuevo uso, el Ejército selló muchas de las ventanas del antiguo hotel con hormigón y cubrió los pisos de mármol travertino con capas de linóleo de dotación del gobierno.

Al igual que el sitio inicial de la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami, The Biltmore permaneció siendo un Hospital Administrado por Veteranos hasta 1968.

En 1943, un piloto en recuperación disfruta de la vista desde la terraza con vistas al campo de golf.
Los pacientes en el antiguo vestíbulo del hotel esperan su traslado a los diferentes pabellones.


Una nueva era: 1983 hasta el Presente

En 1973, después de un intenso cabildeo por parte de los funcionarios de Coral Gables y los residentes de la ciudad para la adquisición del Biltmore, se le concedió la propiedad del hotel a la Ciudad de Coral Gables a través del programa Ley de Monumentos Históricos y el Legado de Parques. Pero la ciudad se mantuvo indecisa sobre el futuro de la estructura y el Biltmore permaneció desocupado durante casi 10 años. Finalmente, en 1983, la ciudad inició la restauración completa del Biltmore a su antigua gloria como un gran hotel. Casi cuatro años y $55 millones de dólares después, El Biltmore volvió a abrir el 31 de diciembre 1987 como un hotel y resort de cuatro estrellas. Más de 600 invitados acudieron para honrar el histórico Biltmore en un evento de gala. La alta torre de saltos de 85 pies se transformó en una exhuberante cascada tropical y se construyeron cabañas privadas al lado de la piscina. La piscina de 600.000 galones y 22.000 pies cuadrados fue vaciada y renovada completamente con mármol pulido. En la gala de apertura del Biltmore Country Club de Miami en 1926, el Dr. Frank Crane predijo: “muchas personas van y vienen, pero esta estructura seguirá siendo una cosa de eternamente bella”.

El hotel se mantuvo abierto durante tres años, pero cerró de nuevo en 1990 en medio de la crisis económica del país. En junio de 1992, un consorcio multinacional liderado por Seaway Hotels Corporation, una empresa de gestión hotelera de la Florida, se convirtió en dueño y operador del Biltmore. Seaway, co-presidido por Gene Prescott y Bob Kay, es una organización líder en hospitalidad que posee y administra hoteles de calidad en la Florida y Nueva York. Además del Hotel Biltmore, la cartera de la compañía incluye el Hotel Alexander en Miami Beach y el Sheraton Sand Key en Clearwater Beach, Florida. La predicción del Dr. Crane se hizo realidad en 1996, cuando el Registro Nacional de Lugares Históricos nombró al Biltmore como un Monumento Histórico Nacional, un título elite que sólo se otorga al 3 por ciento de todas las estructuras históricas. Los huéspedes llegan al Biltmore pasando por una calzada con arco que conduce a una impresionante fachada.

Seaway se embarcó en un programa de renovación de $40 millones de dólares y 10 años de duración que fue recientemente terminado, restaurando El Biltmore a su clase de excelencia mundial. La empresa invirtió en la renovación completa de las habitaciones de huéspedes y también construyó un moderno centro de acondicionamiento físico y spa de última generación. Otras mejoras incluyen nueva iluminación, teléfonos y sistemas informáticos. Además, la Ciudad de Coral Gables gastó aproximadamente $3 millones para restaurar el histórico campo de golf de campeonatos de 18 hoyos del Biltmore. La monumental piscina del Biltmore, la piscina de hotel más grande en el territorio continental de Estados Unidos, también se sometió a una considerable remodelación, dirigida por el reconocido arquitecto paisajista Emilio Fuster. Los huéspedes encontrarán magníficos ornamentos arquitectónicos en toda la propiedad, desde el vestíbulo porticado con vigas pintadas a mano, hasta el patio y la fuente al aire libre, además de balcones con balaustradas y terrazos relucientes y pisos con baldosas.



1200 Anastasia Avenue - Coral Gables, FL 33134. Copyright © 2013 Biltmore Hotel